El triunfo de la Selección de Francia en el Mundial de Rusia dejó a los galos sumamente felices, en especial a una pareja que decidió que su retoño le hiciera homenaje de por vida a dos de los héroes del equipo.

El niño nació a inicios del mes de noviembre, por lo que tiene culpas ni pecados, sin embargo sus padres, aún emocionados con la Copa del Mundo, lo registraron con el nombre de Griezmann Mbappé, en honor a los delanteros de la Selección de Francesa, Antoine Griezmann y Kylian Mbappé, al menos así lo asegura el medio francés La Montagne.

El nombre del pequeño ha causado ruido en Francia, a tal grado que los fiscales responsables del área han pedido que el caso sea investigado para analizar si en algún futuro le puede dejar una mala experiencia al pobre niño.

Si los fiscales consideran que el nombre no le hace un paro al pequeño, entonces ordenarán a los padres a cambiarle el nombre por uno menos llamativo, de acuerdo con el diario francés La Montagne.

Algo pasa en Francia que últimamente los padres se han puesto un poco ingeniosos con los nombres de los niños, pues en el mismo mes de noviembre una madre quiso registrar a su nene con el nombre de Jihad y las autoridades consideran que el niño se enfrente a prejuicios, pues el nombre tiene connotaciones de violencia en el Islam, pese a que la palabra significa “Esfuerzo” en árabe.

Francia no es el único país que ha enloquecido con los nombres de los niños. En Argentina, un hombre conoció a una chica que se apellida Plate, tuvieron un hijo y aprovechando el apellido y su afición al equipo millonario, lo registraron como River Plate.