Maurizio Sarri comenzó con el pie izquierdo su aventura como técnico de la Juventus, pues el estratega sufrió su primer descalabro de pretemporada ante el subcampeón de la Champions League, Tottenham, además de que vivió su primer desencuentro con Cristiano Ronaldo, quien reaccionó molesto después de ser sustituido.

La cereza en el pastel la colocó Harry Kane, quien en tiempo agregado marcó el gol del triunfo para los Spurs 3-2 de la manera menos esperada, con un disparo desde media cancha que le ha dado la vuelta al mundo.

Juventus comenzó el juego con el veterano Gianluigi Buffon, sin embargo, para el complemento apareció Wojciech Szczęsny, quien tuvo que recoger el balón desde el fondo del arco segundos después de que había organizado una salida desde abajo.

Juventus tenía el balón controlado en medio campo o al menos eso parecía, pues los británicos recuperaron el esférico justo en el círculo central y sin pensarlo dos veces Kane prendió la bola y la mandó a guardar desde una distancia de casi 44 metros que dolió en el orgullo bianconero.

 

Tottenham se había puesto en ventaja en el primer tiempo con el gol de Erik Lamela a los 31 minutos. Sin embargo, el club italiano le dio la vuelta con los tantos de Gonzalo Higuaín y Cristiano Ronaldo en sólo cuatro minutos, de modo que la Juve se puso adelante a los 60 minutos.

Cinco minutos después Lucas Moura igualó la pizarra, para que después Kane hiciera de las suyas en el tiempo agregado.

http://instagram.com/sopitasdeportes