Las Chivas le cobraron revancha contra Santos, el equipo que las goleó 3-0 en la primera jornada del torneo de liga, luego de darle vuelta 2-1 en la segunda fecha de la Copa MX, y Tomás Boy festejó con un bailecito coqueto.

Sin embargo, la felicidad de los chivahermanos no fue completa, ya que perdió por lesión al defensa Hiram Mier. El zaguero se sometió a estudios, los cuales arrojaron daños en los meniscos, por lo que se optó por intervenirlo.

El defensa viajó a Monterrey, donde debutó como profesional con Rayados. No es la primera vez que el jugador tiene problemas de este tipo y anteriormente fue atendido en la capital de Nuevo León, por ello, el propio jugador pidió ser intervenido en dicha ciudad.

Mexsport

Mier ya fue operado, de acuerdo con un comunicado de Chivas, y todo salió de manera exitosa y el periodo de recuperación será de cuatro a seis semanas.

“Hiram salió bien de la operación a la que fue sometido este día, en la cual se constató una lesión del menisco lateral de la rodilla izquierda, misma que fue tratada mediante una meniscectomía parcial, además de que se estabilizó el cartílago adyacente. El pronóstico para que vuelva a la competición a la par de sus compañeros es de 4 a 6 semanas, dependiendo de su evolución”, publicó el club rojiblanco.

 

La buena noticia es que estaría en condiciones de jugar el clásico contra América, el 28 de septiembre en el Estadio Azteca, La mala  es que se perderá otros dos clásicos, el primero de ellos contra Cruz Azul, el 31 de agosto, y una semana después el clásico tapatío, contra Atlas, el 14 de septiembre, luego del receso por la Fecha FIFA.

De esta manera se abren las puertas para que los dos zagueros centrales que llegaron para esta temporada, Oswaldo Alanís y Antonio Briseño se afiancen como titulares en el esquema de Tomás Boy.