Uno de los partidos más memorables en la historia de los mundiales tiene un ángulo que muy pocas veces se ha contado. Marco Antonio Rodríguez, mejor conocido como ‘Chiquimarco’, contó su experiencia al ser el árbitro de aquella semifinal del Mundial del 2014, donde Alemania goleó 1-7 a Brasil y que él califica como algo histórico, revelando un suceso que quedará marcado por siempre en su vida.

De acuerdo a una entrevista que ‘Chiquimarco’ realizó con el periodista Julio Maldonado en España y rescatada por ‘MedioTiempo’, el exsilbante mexicano vivió un sueño aquel día en el Mineirao. Marco Antonio Rodríguez se retiró en el Mundial de Brasil 2014 donde anhelaba pitar la final del torneo pero al ser esta semifinal su último juego, no tuvo que pedirle nada más a la vida.

Getty Images

Yo quería pitar la final del Mundial y retirarme así y cuando me enteré que me tocaba la Semifinal, dije ‘Bueno, no está mal’. A la postre, ese partido fue la verdadera Final. Yo veía a los alemanes ‘pa, pa, pa, gol tras gol’ y A los brasileños los veía muy mal. No veía capacidad psicológica y deportiva para sobreponerse, estaba en shock”, reveló ‘Chiquimarco’.

Pese a que en aquel juego ‘Chiquimarco’ se enfrentó a un reto de clase mundial, con jugadores de élite y gran jerarquía en el campo, el silbante mexicano nunca se dejó intimidar, pues al ser su último partido quería hacer las cosas bien, por lo que impuso respeto en gran parte del juego y más con los jugadores de Brasil para que jugaran limpio.

Getty Images

“Hay una patada que le dan a Klose, Luis Gustavo, le rosa el tobillo. Klose se alcanza a quitar y me le acerco a Luis Gustavo, lo agarro de los hombros y le dije ‘Así no se juega. Si le pegas te echo. El prestigio no lo pierdas por nada’. Creo que al jugador si le hablas bien lo entiende y viceversa”, dijo ‘Chiquimarco’.

Por último el exárbitro contó que la Selección de Alemania, sin saber que era su último partido oficial, le hizo un pasillo para salir del estadio como muestra de respeto y su buen trabajo, por lo que fue una forma increíble de culminar el día y su etapa como silbante profesional.

Getty Images

“He buscado el video pero no lo encuentro. Sin que ellos supieran, no creo que lo supieran que era mi último juego, los jugadores de Alemania me hicieron un pasillo rumbo al vestuario, como reconociendo el buen trabajo. Fue increíble”, sentenció ‘Chiquimarco’.

Marco Antonio Rodríguez lleva ya 5 años lejos del silbato pero hace un par de meses protagonizó un polémico caso con el Salamanca donde fue despedido de forma ‘injusta’ ya que al parecer no tenía decisión dentro del club. Se ha dedicado a salir en televisión, su vida personal, prepararse con cursos como DT entre otras cosas, por lo que este 1-7 de Alemania a Brasil es uno de sus mejores momentos.