Foto: @TristinKeller20

Tristin Keller hizo historia al jugar futbol americano con el equipo varonil de su colegio

En el mundo del deporte hay cientos de historias que vale la pena contar una y mil veces. Esta de Tristin Keller es una de ellas, pues la joven que tiene la ilusión de ser una gran jugadora de futbol americano, terminó con cualquier estereotipo existente en este deporte, luego de participar en un partido con el equipo varonil de su colegio. ¡Grande!

Tristin Keller hizo historia al jugar futbol americano con el equipo varonil de su colegio

Foto: @TristinKeller20

Dentro del futbol americano hay muchos prejuicios y estereotipos donde se dice que las mujeres no están hechas para este deporte, pues al ser de contacto, donde hay muchos golpes y tacleadas, no podrían soportarlo; Tristin Keller ya les demostró a todos que eso es falso.

Tristin Keller y el momento en que hizo historia

Apoyados en información de su cuenta de Twitter, así como del diario ‘Marca’, fue como se difundieron unas imágenes memorables y es que Tristin Keller cumplió uno de sus sueños: jugar con el equipo varonil de su escuela y demostrarle al mundo de lo que está hecha.

Aparentemente Tristin Keller lleva unos 9 años practicando futbol americano y es que desde muy pequeña veía los partidos en la televisión además de que en su familia hay gran fanatismo por este deporte, hecho que la llevó a ser parte del ‘emparrillado’ e incursionar con el equipo varonil de su colegio.

Desde hace 3 años Tristin se entrena con el equipo varonil del Colegio Mason, mismo donde se ha ido forjando como cornerback (esquinera) pero también puede jugar como long snaper (centro largo), tanto en situación de punto extra, gol de campo o despeje.

De hecho el año pasado formó parte del equipo varonil que asistió al campeonato estatal de donde ella es originaria… pero desafortunadamente no pudo jugar ni un sólo minuto. Pese a eso, ella jamás bajó los brazos y siguió insistiendo hasta lograr su sueño.

Hace un par de días por fin pudo dar el paso que quería y es que con su jersey de color morado, el número 14 en la espalda y su cabello rubio saliendo por la parte de atrás de su casco, saltó al campo sorprendiendo a propios y extraños, pues era un momento memorable en el historial de Tristin Keller y del deporte mismo.

Tristin Keller participó por primera vez en un partido oficial con el equipo varonil de su colegio, tuvo algunos minutos en el campo, realizó un par de jugadas y dejando una buena impresión con sus compañeros, espera ser más recurrente en las tácticas de su entrenador.

El momento fue histórico ya que como se hizo mención, una mujer nunca había jugado en el equipo varonil de futbol americano del Colegio Mason, por lo que de momento Tristin Keller ya grabó su nombre en letras de oro y no podemos prever más que un futuro brillante para ella. ¡Enhorabuena!