En las Antipromesas del deporte, no podemos dejar de hablar de Brock Osweiler. Un mariscal de campo que nunca supo dejar de ser el suplente, para tomar el papel de titular.

Hoy forma parte de la plantilla de los Miami Dolphins. Era una nueva oportunidad para él de demostrar que está para los escenarios grandes. Se lesionó Ryan Tannehill y el ex mariscal de campo de los Broncos saltó como titular en cuatro juegos de la temporada.

Hoy en las Antipromesas: Brock Osweiler nunca supo dejar de ser sustituto

Foto: Getty Images

Lo hizo ante los Detroit Lions y aunque no fue interceptado en ninguna ocasión, los Dolphins perdieron el partido. Saltó como titular en su segundo encuentro ante los Houston Texans. No pudo completar ningún pase de anotación y le interceptaron en una ocasión.

El tercer juego fue el de la confirmación. Enfrentaron a los New York Jets en un juego divisional más que interesante. Los Dolphins se llevaron aquel partido pero Osweiler no lanzó ningún pase de anotación. Y por si fuera poco, en el cuarto partido que tuvo como titular, Miami perdió con los Green Bay Packers.

Hoy en las Antipromesas: Brock Osweiler nunca supo dejar de ser sustituto

Foto: Getty Images

Su rendimiento en esta campaña fue seis pases de anotación y cuatro intercepciones. Completó 113 de 178 intentos. Pero no bastó para ganarle la titularidad a Ryan Tannehill. Sí… ¡a Ryan Tannehill!

Pero la debacle de Brock Osweiller empezó en 2015. Vivía su cuarta campaña como jugador de los Denver Broncos. Una lesión le abrió la puerta a ser titular durante ocho partidos y es hasta ahora, el mejor momento que ha tenido en su carrera.

Foto: Getty Images

Completó 170 de 275 intentos en todos esos juegos. Lanzó diez pases de anotación y aunque fue interceptado en seis ocasiones, mostró el potencial para hacerse cargo de un equipo. El elegido fueron los Houston Texans, que confiaron en el mariscal de campo para el siguiente año.

No obstante Osweiler dejó más dudas que certezas. Fue titular en 15 juegos de la temporada regular. Completó 301 pases de 510 intentos. No obstante lanzó 15 pases de anotación y fue interceptado en otros 16.

Hoy en las Antipromesas: Brock Osweiler nunca supo dejar de ser sustituto

Foto: Getty Images

Volvió a Denver con una oportunidad de oro. Los Broncos no tenían claro quien sería su mariscal de campo titular. Competiría con Trevor Siemian. Sin embargo cinco pases de anotación y el mismo número de intercepciones en seis juegos, lo volvieron a dejar fuera.

A sus 28 años, Brock Osweiler está dejando pasar el tiempo sin hacer nada. Siendo la banca de un equipo que difícilmente peleará postemporada en un futuro cercano.