¡¡Hoy es viernes de Mega Fail Deportivo!!

Llegó el viernes y eso significa una cosa… bueno no, en realidad significa muchas, pero la más importante (sí, por encima de la fiesta y pararse tarde mañana) es que ya llegó el Mega Fail Deportivo!! y es momento de repasar lo épico de la semana.

Fueron días plagados de entretenimiento: NFL, beisbol, futbol, y demás situaciones que nos hicieron llorar, reír, gritar y hasta querernos meter a la tele para tratar de respondernos una falla.

Así que comiencen los juegos… aaaah, no, perdón, que empiece la diversión para festejar el viernes y sonrían, que estos son los Mega Fail de la semana:

5.- El celular no se usa en los estadios

Si bien no es un acto tan gracioso, sino de prevención, este pequeño aprendió la lección del porqué no debemos usar el celular mientras estamos en un evento deportivo. Mientras este galancito veía el más reciente capítulo de Peppa Pig, a Marcelo se le ocurrió echar un tremendo cañonazo y este fue el resultado…

4.- ¡No me ayudes, mano!

La NFL nos trae la parte más emocionante del año, pero también, nos hace jalarnos los pelos con las fallas que en ocasiones se presentan. Tal es el caso del receptor de los Washington Redskins, Pierre Garçon, a quien RGIII le envió un bombón y este muchacho no quiso aceptar… WTF?!?!?!?!?

3.- ¡¡¿¿Qué haces, Sergio Romero… pero en el ManUnited??!!

Este muchacho es uno de los porteros más sobrevalorados del mundo y prueba de ello es que está en el Manchester United sin tener mérito alguno. Y si ustedes lo defienden, chequen la belleza de fail que se aventó… JAJAJAJA!

2.- Este cuate narra excelente los goles… ¿de campo?

Avísenle, por piedad, que esto es la NFL y no el soccer. Este narrador parece que se comió la letra o de por vida y se quedó cerca de 50 años gritando gool, lo interesante es que lo que cantaba era un gol, pero de campo, díganle que no se narran, por fa…

https://twitter.com/RealBisi/status/632018374101307392

1.- INCREÍBLE!

Qué difícil fue elegir al ganador de esta semana, pero con su participación decidimos que Adil Rami se llevara los peores honores por lo realizado. Resulta que el defensa del Sevilla se comió el gol del año, y no sólo por la jugada.

Como sabemos, en la Supercopa de Europa, el Barcelona goleaba a placer 4-1, pero el campeón de la Europa League resurgió de sus cenizas y se rifó el físico para empatar el encuentro. En tiempo extra, el Barcelona retomó la ventaja y aquí fue el problema.

En la última jugada del encuentro, el defensa francés se encontraba sólo frente al área, el balón le cayó como regalito del cielo y el nene se aventó una pifia como si tuviera tres pies izquierdos… así, dejó todo el esfuerzo tirado a la basura…