El año pasado, el Galaxy le dio la vuelta al mundo del futbol tras anunciar el fichaje de Zlatan Ibrahimovic, situación que ha sido un éxito comercial y deportivo, pues el sueco se ha echado el equipo al hombro, sin embargo su carácter le ha traído uno que otro problemita al equipo angelino.

El exdelantero del Manchester United es de mecha corta y basta con que lo toque un rival para dar muestra de sus dotes como luchador y eso fue lo que sucedió en el último encuentro del Galaxy, ante el New York City.

Ibra peleó un balón por aire contra el portero neoyorquino y después de la jugada, el sueco agarró del cuello al arquero Sean Johnson, a quien llevó al césped. El silbante sólo amonestó a los involucrados, pero la MLS decidió suspender al delantero dos encuentros.

La sanción llega en mal momento, ya que el Galaxy pierde terreno en la Conferencia del Oeste después de tres derrotas consecutivas. Ahora el equipo angelino tendrá que arreglárselas sin su estrella en los duelos ante Colorado Rapids y Orlando City, este último en calidad de visitante.

El sueco ha convertido nueve goles en 10 partidos disputados (ser perdió dos por una lesión en el tendón de Aquiles) y es la primera vez que es suspendido en la temporada, aunque la segunda desde que llegó a Los Ángeles.

Getty Images

La primer vez fue en mayo de 2018, tras una fuerte entrada en el partido contra el Impact de Montreal, aunque sólo fue suspendido un partido.

http://instagram.com/sopitasdeportes