Sebastián Vettel arrancó este miércoles de una de las peores maneras, pues en las pruebas que se realizaron esta mañana en el circuito de Montmeló sufrió un aparatoso accidente el cual no habría sido su culpa, según Ferrari, sino que se debió a una falla mecánica del automóvil pero generó un ligero pánico entre los asistentes ya que no se esperaba que algo así fuera a suceder.

Vamos a ver cómo pasó todo. Sebastian Vettel realizaba los test que se hacen de forma habitual previo al arranque de una nueva temporada en la Fórmula 1, para el mes de marzo, donde todo parecía marchar con normalidad.

El Alemán corría la curva número 3 del circuito de Montmeló cuando se impactó con los muros de protección, sacando una nube de polvo que lo envolvió enseguida lo que provocó la bandera roja de los comisarios deportivos en la prueba. De inmediato llegaron las asistencias para revisar al piloto y al auto.

Se supone que este es uno de los giros más rápidos del circuito dado que se sale de la curva a más de 200 kilómetros por hora; Vettel habría tenido suerte ya que antes del impacto logró reducir la velocidad del automóvil, sino los daños pudieron ser un poco peor a los que ya se registraron.

Policías, vehículos y asistencias médicas llegaron al lugar del incidente donde se encontraba Sebastian Vettel para llevar el auto a los boxes y al piloto le realizaron pruebas médicas, pues como se saltó el sensor G (que mide la deceleración y por tanto la fuerza del impacto) que instala la FIA, tuvo que ser llevado a un chequeo aunque él haya salido por su propio pie del automóvil.

Foto: MailoPraga

Al final del día parece ser que nada pasó a mayores, Vettel se encuentra bien y todo podrá seguir con normalidad; las pruebas se detuvieron por 1 hora luego del impacto pero fue el único percance, de ahí en fuera todo marchó como debería ser.

Foto: Gas_Race

Foto: Vida_Motor

Foto: Racers_39

Foto: Racefans.net

Foto: Vida_Motor

Foto: Vida_Motor

Foto: Racers_39

Foto: Racers_39

Foto: Fórmula_DE10

Foto: Auto Motor