El primer boleto a la ronda divisional de la Conferencia Americana fue para Indianápolis. Los Colts derrotaron 21-7 a los Houston Texans.

La primera serie ofensiva de los Colts fue ofensiva. Andrew Luck coronó con un pase de seis yardas para Eric Ebron para poner en ventaja a los visitantes.

Fueron tres y fuera para la ofensiva de los Texans. Una yarda los separó del primero y diez, para que entregara el balón a un Andrew Luck que no iba a desaprovechar.

La serie ofensiva de los Colts fue basada en el ataque terrestre Marlon Mack así la liquidó. El corredor de Indianápolis se metió a las diagonales con un acarreo de 2 yardas y la ventaja de los visitantes ya era de dos posesiones.

Deshaun Watson estaba obligado a responder, pero no pudo, Fue interceptado por Kenny Moore y los Colts volvían a tener el ovoide. Sin embargo Indianápolis devolvió el intercambio de balón, interceptando un pase a Luck en su yarda 15.

Una vez más un tres y fuera de Houston le impidió responder. En cambio Luck respondió con un pase de 18 yardas para Dontrelle Iman y los Colts ya tenían 21 de ventaja en campo ajeno.

El tercer cuarto se fue sin anotaciones por parte de ningún equipo. Sin embargo Houston ya empezaba a mostrar más conexión y su defensa logró frenar en tres ocasiones a Andrew Luck.

Por eso en el último cuarto por fin pudieron hacerse presentes en el marcador los locales. Watson lanzó a la izquierda y encontró a Keke Coutee. El receptor estiró al máximo el ovoide y así logró la primera anotación de los Texans.

Los Colts irán en la ronda divisional ante los Kansas City Chiefs. El duelo será en Arrowhead el próximo fin de semana.