Mujeres de Irán observaron el partido de su Selección y ahora son “pecadoras”

La Selección de Irán, una de las representantes asiáticas más constantes en los Mundiales recientes, ha roto una de sus costumbres en el partido amistoso contra el combinado de Bolivia, efectuado el 16 de octubre.

El cuadro asiático se impuso 2-1 con los goles de Alireza Jahanbakhsh y Mehdi Torabi, sin embargo, el resultado es lo que menos ha importado en este encuentro que se volvió histórico al permitir el acceso a las tribunas del estadio Azadi de Teherán a un aproximado de cien mujeres, algo que no sucedía desde hace casi 40 años.

Las mujeres tienen prohibido ingresar a los estadios de futbol para ver partidos varoniles desde la revolución islámica de 1979. El argumento de impedir su acceso a la protección sobre acciones por parte de los hombres que pudieran ser consideradas como ofensivas.

Sin embargo, la prohibición fue suspendida por el presidente del país, Hassan Rohani, quien anteriormente había manifestado su deseo de ver mujeres en un partido de futbol, aspecto que es criticado por la corriente más conservadora

Las mujeres que asistieron al estadio eran familiares de los futbolistas y permanecieron en el estadio a lo largo de todo el partido, pero un día después, el presidente Rohani es blanco de críticas por parte del fiscal general, Mohammad Jafar Montazéri, quien aseguró que el levantamiento de la prohibición no sucederá nunca más, pues estas acciones conducen al pecado.

“Estoy en desacuerdo con la presencia de estas mujeres ayer en el estadio Azadi. Somos un Estado islámico, somos musulmanes. Que una mujer acuda al estadio y se encuentre ante hombres medio desnudos con las ropas de deporte, eso lleva al pecado“, intentó argumentar.

Mujeres iraníes ya habían ingresado al mismo estadio durante el partido contra España en el Mundial de Rusia. El encuentro fue proyectado en las pantallas del inmueble, sin embargo no habían visto un partido varonil en vivo.