Es el fichaje bomba del mercado invernal y una muestra más del poderío económico del balompié chino.

Jackson Martínez, el fichaje estrella del Atlético de Madrid para esta temporada, ha fichado ni más ni menos que con el Guangzhou Evergrande, por 42 millones de euros, convirtiéndose en el fichaje más caro en la historia del fútbol asiático.

El delantero colombiano, que en su momento defendió los colores de los Jaguares de Chiapas se había convertido en un monstruo del gol durante su paso por el futbol portugués, donde se coronó campeón de goleo en las tres temporadas que disputó con el Porto.

Su fama, le convertiría en el fichaje estelar del Atlético de Madrid el verano pasado, convirtiéndose en la nueva apuesta ofensiva del equipo colchonero. Sin embargo, el colombiano nunca pudo adaptarse a sus compañeros ni a las exigencias de Simeone, por lo que en repetidas ocasiones buscaron colocarle en el mercado invernal. Incluso, se habla que el Atleti se habría acercado al Chelsea para negociar el regreso de Diego Costa a la capital española a cambio de Jackson Martinez y una fuerte suma de efectivo, sin embargo, Roman Abramovich rechazó la operación.

Finalmente, esta semana, el Guangzhou Evergrande se acercó al Atletico de Madrid y con los 42 kilos en la mesa, se ha llevado a un jugador de gran potencial, que podría verse truncado por su paso en la incipiente Super Liga China.