El partido del próximo viernes entre México y Estados Unidos marcará el reencuentro del portero Jesse González con el Tri, al cual renunció hace unos años para defender el arco de Estados Unidos.

Jesse, quien cuenta con doble nacionalidad, aceptó la propuesta de la US Soccer después de ser cepillado del equipo mexicano que fue a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. La federación de Estados Unidos lo sedujo al prometerle que sería el sucesor de los arqueros titulares de la actualidad: Tim Howard y Brad Guzan.

Getty Images

Jesse nació en Carolina del Norte, mientras que sus padres son mexicanos. Disputó un Mundial Sub 20 con el Tri en 2015, al lado de jugadores como Hirving Lozano, Erick Gutiérrez y Raúl Gudiño, a quien se chamaqueó en la lucha por la titularidad. Actualmente juega para Dallas en la MLS.

“Será bonito volver a ver a jugadores como Erick, ‘Chucky’ y también a Hugo González, con quien tengo una gran amistad”, declaró el portero a Mediotiempo y aseguró que tiene pensando cantar los dos himnos “por respeto a lo que siento por ambos países”.

Getty Images

Este no es el caso del primer portero con doble nacionalidad que termina inclinándose por Estados Unidos. El actual portero suplente del León, William Yarbrough, había mostrado preferencia por México, con el que también disputó partidos Sub 20, sin embargo, nunca llegó el llamado a la Selección Mayor.

En 2015 recibió el llamado de la Selección de Estados Unidos y decidió aceptarla con la intención de buscar un puesto como titular y el boleto al Mundial del 2018, al que finalmente no clasificó el equipo de las Barras y las Estrellas. Pero desde 2015 no ha vuelto a ser convocado.