El juez que lleva el caso del futbolista Joao Maleck, quien es acusado por homicidio tras un accidente automovilístico en el que falleció una pareja de recién casados, ordenó suspender el proceso en contra del deportista para dar lugar a una negociación económica entre los familiares de las víctimas y del exjugador del Sevilla B para reparar los daños.

El 28 de junio se suspendió el proceso en contra del futbolista, luego de que no se acreditara el exceso de velocidad con la que conducía Maleck, así como los índices necesarios de alcohol en la sangre. Sin estos agravantes, el presunto homicidio perdió fuerza e inició un periodo de 30 días para que los familiares buscaran un acuerdo y Maleck deje la prisión.

Getty Images

Sin embargo, Martha Cristina Álvarez, madre de María Fernanda Peña, una de las víctimas, no está dispuesta a negociar, de acuerdo con el abogado de la familia, Eulogio Ordóñez, quien busca justicia a toda costa.

“Quieren que se administre justicia conforme a lo que sucedió. Que se investigue a fondo y se llegue a un resultado, de momento, lo que es la mediación que dijo el juez que se haría, pues no estamos notificados oficialmente hasta ese momento”, declaró el abogado a Milenio.

La familia de Alejandro, la otra víctima mortal, aún no se ha manifestado respecto a las negociaciones.

Neta no iba exceso de velocidad

Ordóñez explicó que la familia de María Fernanda busca a un experto externo para que realice un nuevo peritaje respecto a la velocidad a la que conducía Maleck, ya que el peritaje que realizó la Fiscalía no dejó conformes a los familiares de las víctimas.

“De momento no se aceptaría ninguna cuantía económica porque no se ha llegado a una investigación donde se determine realmente cuál fue la velocidad que viajaba este muchacho”, explicó el abogado.

 

Esto significa que si se confirma que Maleck conducía a exceso de velocidad, el homicidio tendría un agravante y esto echaría para atrás las negociaciones entre familiares.

Acusan irregularidades

El abogado de la familia de María Fernanda indicó que se han encontrado diversas irregularidades en el caso, pues los oficios en los que el MP pedía las videograbaciones del C5 no se han integrado a la capeta de investigación. Cabe recordar que estas grabaciones tienen un periodo de vida de 15 días antes de ser borradas de manera automática.

Asimismo, testigos aseguraron que el copiloto limpió la escena al sacar botellas de alcohol del auto, sin embargo, hasta el momento el susodicho copiloto no ha sido llamado a rendir declaraciones.

 

¿Por qué quedaría en libertad?

Maleck cumple por ahora con seis meses de detención preventiva, pues al ser jugador del Sevilla B, se temía que el futbolista abandonara el país, sin embargo, el club español decidió no renovarle contrato tras el accidente.

Ante esta situación, el abogado del futbolista ha solicitado un documento al equipo andaluz que confirme que el jugador ya no tiene que regresar a España y de esta manera se le otorgue la libertad condicional al futbolista.