Foto: Captura / Getty Images

Jonathan Orozco explicó por qué se volteó durante el Himno Nacional en la Copa MX

La ida de la final de la Copa MX entre Xolos y Rayados se disputó en Tijuana (acá te dejamos el resumen) pero la nota la dio Jonathan Orozco. El portero de los fronterizos se volteó mientras sonaba el Himno Nacional, dándole la espalda a sus compañeros.

La imagen de Jonathan Orozco se dio antes de que iniciara el partido y causó polémica, tomando en cuenta que el protocolo normal muestra a los jugadores frente a los palcos de transmisión mientras suena el Himno Nacional. Los once de cada equipo y los árbitros del encuentro formados en una fila.

Jonathan Orozco explicó por qué se volteó durante el Himno Nacional en la Copa MX

Foto: Getty Images

Al final del encuentro, que perdió Xolos por la mínima diferencia, Jonathan Orozco explicó en redes sociales por qué se volteó mientras sonaba el Himno Nacional Mexicano.

El experimentado portero dijo a pregunta explícita de TUDN sobre “¿a qué estaba mirando?” que siempre que se entona el Himno Nacional o se hacen honores a la bandera, se debe mirar al lábaro patrio. O sea que fue más una señal de respeto hacia el país, que un gesto de protesta o con otro significado.

En las diferentes ligas del mundo, el protocolo es el mismo y los futbolistas miran hacia los palcos de transmisión. Eso sí, las banderas de los países son colocadas en diferentes lados y no siempre están frente a los jugadores. Por eso fue el gesto de Jonathan Orozco.

El reencuentro de Jonathan Orozco ante Rayados en Monterrey

El partido de vuelta de la final de la Copa MX entre Rayados y Xolos se jugará el próximo miércoles 4 de noviembre. Los fronterizos están obligados a ganar por la mínima diferencia para empatar la serie o si no, dejarán el título en manos de los regios.

Curiosamente Jonathan Orozco volverá a Monterrey, donde ganó muchos títulos con Rayados, entre ellos un tricampeonato de la Liga de Campeones de la CONCACAF. Habrá que esperar si ahí también hace el gesto de respeto hacia el lábaro patrio.