José Antonio Reyes, exfutbolista del Sevilla, Arsenal, Atlético de Madrid, entre otros clubes, falleció el 1 de junio en un accidente automovilístico a la edad de 35 años. Su fallecimiento ha provocado homenajes dentro del mundo del futbol y una sentida despedida de su hijo, quien lleva el mismo nombre, en su cuenta de Instagram.

Después de 24 horas de investigación, la policía de España informó que los primeros datos arrojaron que el accidente ocurrió una velocidad de 237 kilómetros por hora. Además del futbolista, falleció  uno de los dos primos que lo acompañaban. El sobreviviente se encuentra en estado delicado.

La primeras teorías indican que el los tripulantes del Mercedes Brabus S550 perdieron el control del vehículo a esa velocidad probablemente porque uno de los neumático reventó, esto habría provocado que el auto saliera de la carpeta asfáltica a las 11:40 horas (tiempo de España), después habría impactado contra unos bloques de obra, lo que habría provocado la volcadura del auto y después un incendio.

De acuerdo con información de Mundo Deportivo, Reyes cuenta con varios autos de alta potencia, pero ese Mercedes no lo había utilizado desde hace tiempo, por lo que se sospecha que los neumáticos no se encontraban a una presión indicada, por lo que una de ellas habría reventado.

El futbolista jugaba en la Segunda División con el Extremadura y justo ese sábado fue descartado de la convocatoria para el partido contra el Cadiz, por lo que aprovechó su tiempo libre para salir con sus primos. Extremadura informó que retiraría para siempre el número 19, el cual utilizaba Reyes en el dorsal.

El futbolista fue despedido por sus seres queridos y clubes, como Sevilla, que abrió las puertas del Estadio Sánchez Pizjuán, donde se reunieron 11 mil personas para despedir a su exjugador, entre ellos el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, pues Reyes también jugó para los merengues.

 

 

http://instagram.com/sopitasdeportes