Los aficionados a la NFL querían ver el duelo entre el esquinero, Josh Norman, y el receptor, Odell Beckham Jr. Lo malo es que ambos jugadores lo llevaron demasiado lejos y comenzó a hacerse algo personal.

Beckham fue suspendido por un partido y el día de hoy se resolverá su apelación. Mientras, Norman fue multado con 26 mil dólares por los altercados. En realidad son dos sanciones, una de $8,681 por jalar de la barra y la otra de $17,363 por golpear la receptor en el casco.

La diferencia entre los dos castigos es el golpe con el casco que dio la estrella de los Giants contra el CB, donde claramente se nota que quiere dañar a su oponente.

En la victoria de los Panthers para seguir invictos, entre ambos jugadores acumularon 5 pañuelos, todos por actitud antideportiva. Además, los dos fueron seleccionados al Pro Bowl, por lo que el 31 de enero podríamos ver otro duelo, aunque esperamos que ahora sea un más limpio.