Los jugadores de la Premier League se unirán a una campaña en contra del racismo, del cual han sido víctimas jugadores como Mohamed Salah y Raheem Sterling.

La campaña se ha denominado como #Enough (#Basta) y es organizada por la Asociación de Futbolistas Profesionales (PFA), por lo que además de los jugadores que compiten en la Premier League, también incluye a los futbolistas de la Championship y otras divisiones y también incluye el futbol femenil.

El objetivo de esta campaña es hacer un llamado a las autoridades del futbol inglés para que “se tomen medidas más firmes en respuesta a los abusos racistas dentro y fuera del campo”, se lee en un comunicado.

El boicot consistirá en que ninguno de los jugadores utilizarás las redes sociales durante 24 horas. Empezará a las 9:00 horas de este viernes (horario de Inglaterra), y terminará a las 9:00 horas en del sábado. Antes de comenzar ese periodo, los jugadores publicarán en sus cuentas gráficos con las leyendas #Enough.

“El boicot es el primer paso en una campaña más larga para enfrentar el racismo en el fútbol. La PFA continuará trabajando estrechamente con la FA y el gobierno para garantizar que se haga más para combatir el abuso racista, mientras que también se busca ejercer presión sobre la FIFA y la UEFA a través de FIFPro”, indica el comunicado.

La semana pasada, Salah fue víctima de cánticos racistas por parte de aficionados del Chelsea, días antes del partido entre los Blues y Liverpool, por lo que el club de Londres se dio a la tarea de buscar a los responsables de los cánticos para evitar su ingreso al estadio.

“A lo largo de mi carrera, he desarrollado una piel gruesa contra el abuso verbal, justificándolo como solo ‘parte del juego’, pero ha llegado el momento de que Twitter, Instagram y Facebook consideren la regulación de sus canales, asumiendo la responsabilidad de proteger la salud mental de los usuarios. Independientemente de la edad, raza, sexo o ingreso”, explicó Chris Smalling, jugador del Manchester United.

“El futbol es más popular que nunca, pero tenemos una generación descontenta de jugadores que ya no tolerarán el abuso racista, compartió Danielle Carter, jugadora del Arsenal Femenil.

Getty Images

La Premier League no es la única liga con problemas de racismo, también la Serie A ha sufrido con este tema, a tal grado que tuvo vetar el estadio del Inter de Milán tras los cánticos hacia Kalidou Koulibaly, a quien por cierto lo suspendieron dos partidos.

http://instagram.com/sopitasdeportes