La pelea de Julio César Chávez, para el próximo 20 de diciembre contra Daniel Jacobs, está en riesgo, ya que el pugilista mexicano fue suspendido por la Comisión Atlética de Nevada, ya que evitó a una prueba antidoping.

La suspensión se extiende hasta el 20 de noviembre, un mes antes de la fecha de la pelea contra Jacobs, por lo que los organizadores de la reyerta estarían pensando en un plan b, de acuerdo con Marca.

Getty Images

“El Hijo de la Leyenda” debía someterse a pruebas antidoping debido a antecedentes con sustancias prohibidas y respectivas suspensiones.

La Comisión Atlética de Nevada contrató personal para buscar a Chávez y realizar las respectivas pruebas en Hollywood, California, donde el mexicano entrena en el Wild Card Gym de cara a la palea, sin embargo no localizaron al boxeador mexicano.

Getty Images

El informe sobre la búsqueda fallida llegó a Nevada, que decidió suspenderlo hasta el 20 de noviembre, cuando deberá justificar el motivo por el cual no se presentó al lugar para las pruebas, según El Siglo de Durango.

Jacobs fue rival de Saúl Álvarez, quien lo venció por decisión.