Desde que Donald Trump se convirtió en presidente de los Estados Unidos, las políticas migratorias han sido una de sus principales controversias. El magnate norteamericano insiste en construir un muro en la frontera México, aunque eso aún no es un hecho. Lo que sí es una realidad es el #MuslimBan. El deporte no se puede mantener ajeno a esta situación y ahora el jugador iraquí del Columbus Crew, Justin Meram dejará a su selección por miedo al dictamen del presidente Trump.

Meram tiene 28 años y se desempeña como extremo izquierdo. Ha jugado toda su carrera en el Columbus Crew y de hecho cuenta con la nacionalidad estadounidense. El volante es uno de los jugadores más importantes del Crew y desde 2014 es un habitual en la convocatorias de la Selección Iraquí. Lamentablemente el miedo a no poder regresar a los Estados Unidos si sale del país rumbo a medio oriente para disputar las eliminatorias mundialistas, impedirá que Meram juegue en los partidos contra Australia y Arabia Saudita. Así lo hizo saber la Selección Iraquí mediante un comunicado.

El director técnico de Irak, Basil Gorgis, ha confirmado la ausencia de nuestro jugador, Justin Meram de los próximos partidos en contra de Australia y Arabia Saudita en la primera y segunda ronda de las decisivas clasificatorias mundialistas… El cuerpo técnico realizó un esfuerzo considerable para convencer a Meram de que cambiara de opinión de no viajar a Irán por la reciente decisión del gobierno norteamericano con respecto a su relación con la República del Islam. Gorgis le señaló al jugador que su entrada y la de su familia a Tehrán no afectará su regreso a los Estados Unidos. Sin embargo no se le convenció con todo y la asesoría del Dr. Nazar Ahmed, experto en leyes. Así que la Selección Nacional de Irak ha decidido borrar su nombre (el de Meram) de los jugadores que disputarán los próximos dos partidos eliminatorios. La lista completa de convocados será dada a conocer mañana.

Luego de llegar a un acuerdo con el gobierno estadounidense para ayudar en la investigación de ciudadanos iraquíes que sean considerados sospechosos, Irak fue retirado del #MuslimBan. Sin embargo debido a una sanción de la FIFA, la Selección Iraquí no puede jugar sus partidos como local en su propio territorio por lo que los disputan en Teherán, capital de Iraní. Irán es uno de los países a los que sí  se les aplica el decreto de Trump. Por ello el miedo de Meram de no poder regresar a casa si viaja a dicha nación.

La baja del jugador del Crew es extremadamente sensible para la Selección de Irak pues Justin Meram es uno de los mejores jugadores del equipo. El extremo es el seleccionado iraquí con mejor cotización en el mercado de pases. Irak deberá enfrentar dos partidos clave rumbo a Rusia 2018 sin uno de sus mejores jugadores. La FIFA (mediante el presidente de la UEFAya le advirtió a Estados Unidos que si el #MuslimBan continúa, no le permitirán ser candidato para recibir el Mundial de 2026, por lo que no sería raro que la Federación Internacional de Futbol Asociación intentara actuar sobre la situación de Meram. Por lo pronto el jugador ya se expresó a través de su cuenta de Twitter y aclaró que “esto no es un retiro definitivo”.

Meram es hijo de inmigrantes iraquíes  pero nació en Michigan, lo que automáticamente le da la  nacionalidad estadounidense. El jugador es un hombre nacido y criado en la Estados Unidos que se dedica a una profesión legal y admirable. Sin embargo todo esta situación tiene en shock a un ciudadano que juega en una liga profesional del deporte estadounidense. Es triste que algo así ocurra, ojalá que pronto Justin Meram pueda volver a representar  a Irak.

** Fotos: Getty Images

Pleca Instagram Sopitas Deportes