Kepa Arrizabalaga pasó a la historia por ser el portero más caro en la historia, tras cerrarse el acuerdo entre el Athletic de Bilbao y Chelsea, y también por superar los berrinches de tu ex, pues el español se aventó un numerito para no ser sustituido en la Final de la Carabao Cup ante el Manchester City.

El arquero español se lesionó en los últimos minutos del segundo tiempo extra, cuando el partido se encontraba 0-0, por lo que los penales eran inminentes. El guardameta fue atendido en el terreno de juego y ante la cercanía de la definición desde el manchón penal, Maurizio Sarri, técnico de los Blues, mandó a llamar al arquero suplente, Willy Caballero, quien ya se encontraba en la línea de banda para ingresar a la cancha.

Fue ahí cuando vino todo el drama, ya que Kepa se negó a salir de la cancha rotundamente y desde su área hizo señales para rechazar su cambio, pese a la insistencia de Sarri para que se acercara a la línea de banda.

Foto: Getty Images

Después de casi tres minutos esperando al portero español, el árbitro se acercó a Sarri y echó para atrás el cambio, lo que provocó la furia del timonel que le reclamó a quien se le dejara, incluido a Caballero, que se quedó vestido y alborotado en esta novelita.

Arrizabalaga se mantuvo en la tanda de penales, el vasco detuvo el envío de Sané, pero se le escabulló un tiro de Sergio Agüero y Chelsea se quedó con manos vacías ¿Habrá sanción interna para el portero?

https://instagram.com/sopitasdeportes