Ahora sí, Warriors, es momento de quemar o guardar en algún lugar no visible sus jerseys con el número 35 y el apellido, Durant, pues Kevin ha decidido irse a Nueva York, pero no jugará con los Knicks, sino con los Nets, en el distrito de Brooklyn.

Pese a que Golden State habría puesto sobre la mesa un contrato de cinco años y 221 millones de dólares, Kevin Durant habría aceptado el acuerdo con los Nets por cuatro años y 164 millones.

Durant confirmó el movimiento a través de la cuenta de Twitter de su compañía audiovisual “The Boardroom” que firmará contrato con la franquicia de Brooklyn el próximo sábado 6 de julio. El mensaje fue acompañado por la música de The Notorius B. I. G., el rapero asesinado en 1997 y originario de Brooklyn.

Esto deja con las manos estiradas a los Knicks, que durante varios meses se saborearon la llegada de Durant y con ello su salida de las penumbras tras varios años en los últimos lugares.

Durant no llegará solo a los Nets, pues mientras se recupera de la rotura del tendón de Aquiles sufrida en el quinto juego de las finales pasadas entre Warriors y Raptors, el protagonismo recaerá en la estrella de los Boston Celtics, Kyrie Irving y de pasó en DeAndre Jordan, por lo que los Lakers ya tiene competencia, al menos en cuento al anuncio de las bombas en la agencia libre.

Getty Images

Irving, de quien ya se esperaba su salida de Boston, tendría un contrato por los mismo cuatro años que Durant, pero con menos dinero en las bolsas, pues recibiría 141 millones de dólares, mientras que DeAndre Jordan completaría el tridente, el cual podría entrar en funciones como tal en febrero, mes en el que se espera el regreso de Durant.

De esta manera, Brooklyn le haría frente al tridente que pretenden armar los Lakers con LeBron James, Anthony Davis y Kawhi Leonard.

http://instagram.com/sopitasdeportes