Kevin Durant no sólo se perderá el resto de la serie de la final entre Golden State Warriors y Toronto Raptors, sino que estará fuera de actividad en lo que queda del año, después de romperse el Tendón de Aquiles en el quinto juego, el pasado lunes.

Desde el martes, Durant se había sometido a varios estudios en Nueva York, de acuerdo con información de ESPN, y finalmente el basquetbolista fue intervenido quirúrgicamente este miércoles y el propio jugador indicó que ésta fue un éxito, por lo que ahora comenzará su etapa de rehabilitación.

“Quería actualizarlos a todos: me rompí el tendón de Aquiles. La cirugía fue hoy (miércoles) y fue un éxito. ¡Mi camino de regreso comienza ahora! Tengo a mi familia y a mis seres queridos a mi lado y apreciamos sinceramente todos los mensajes y el apoyo que han enviado”, publicó Durant en su cuenta de Instagram.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

What’s good everybody I wanted to update you all: I did rupture my Achilles. Surgery was today and it was a success, EASY MONEY My road back starts now! I got my family and my loved ones by my side and we truly appreciate all the messages and support people have sent our way. Like I said Monday, I’m hurting deeply, but I’m OK. Basketball is my biggest love and I wanted to be out there that night because that’s what I do. I wanted to help my teammates on our quest for the three peat. Its just the way things go in this game and I’m proud that I gave it all I physically could, and I’m proud my brothers got the W. It’s going to be a journey but I’m built for this. I’m a hooper I know my brothers can get this Game 6, and I will be cheering  with dub nation while they do it.

Una publicación compartida por 35 (@easymoneysniper) el

El jugador de los Golden State había recibido el alta médica para entrenar y jugar el pasado lunes, después de superar una lesión en la pantorrilla, sin embargo, sólo estuvo sobre la duela 12 minutos en el juego contra Toronto, en el que se apuntó 11 puntos. De inmediato surgieron cuestionamientos sobre si el alta fue demasiado apresurada, sin embargo KD eludió responsabilidades.

“Como dije el lunes, me duele profundamente, pero estoy bien. El basquet es mi mayor amor y quería estar allí esa noche porque eso es lo que hago. Quería ayudar a mis compañeros… estoy orgulloso de haber dado todo lo que pude físicamente y estoy orgulloso de que mis hermanos obtuvieran la victoria. Va a ser un largo viaje pero estoy hecho para esto”, compartió Durant.

 

Los Warriors obligaron el sexto juego, que se disputará este jueves y marcará el último juego de esta franquicia en el Oracle Arena, pues para la siguiente temporada se mudarán. Golden State está obligado a ganar para seguir con vida y forzar el séptimo juego, de nueva cuenta en Toronto, situación de la cual Durant se mostró confiado. “Sé que mis hermanos pueden ganar este sexto partido y estaré animando con la ‘Dub Nation’”.

Durant termina contrato esta temporada, aunque cuenta con la opción de renovarlo por un año más, sin embargo, se asegura que ya tiene su futuro arreglado con los Knicks de Nueva York, pese a la lesión, que lo haría volver a inicios del próximo año.

http://instagram.com/sopitasdeportes