Getty Images

Controversia en Roland Garros tras la salida de Kiki Bertens en silla de ruedas

La final varonil del US Open entre Dominic Thiem y Alexander Zverev despertó debates sobre la necesidad de llevar a cabo partidos extenuantes. Thiem terminó el partido con las piernas desechas, de modo que en el quinto set ya tenía problemas para caminar. Ahora, el debate se despierta en Roland Garros.

La neerlandesa Kiki Bertens se impuso ante la italiana Sara Errani después de un partido de más de tres horas 7-6 (5), 3-6 y 9-7. Al final del partido, Bertens dejó la cancha en silla de ruedas tras sufrir múltiples calambres, pero el boleto a la tercera ronda en las manos y una nueva controversia.

Errani lo cree

La italiana se quejó de su contrincante, pues a su consideración exageró sus dolencias, pues después de recibir atención médica durante el partido, volvió en aparentemente en buenas condiciones, por lo que la italiana se burló de su rival en repetidas ocasiones fingiendo calambres.

“¿La has visto correr menos de lo normal en el último set? Ha corrido como nunca durante una hora, luego otra hora. Se va de la pista en silla de ruedas, una hora después está en el restaurante, comiendo perfectamente”, dijo Errani.

La respuesta de Bertens

Sin embargo, la neerlandesa aclaró que los calambres fueron verdaderos. “Si dice que ha sido una gran actuación, quizá deba tomar clases de actriz y dedicarme a esto”, contestó Bertens.

Indicó que fueron los propios fisioterapeutas quienes le recomendaron no dar un paso más después del partido. “En ese momento mi pierna izquierda comenzó a acalambrarse de nuevo”, por lo que se llevaron a la tenista en silla de ruedas y aseguró que aún 30 minutos después del partido, los calambres seguían.

Controversia en Roland Garros tras la salida de Kiki Bertens en silla de ruedas

Getty Images

“Los calambres iban y venían, se movían por todo mi cuerpo. Estuve unos 45 minutos con los fisioterapeutas y solamente cuando pasó media hora se fueron por fin los calambres. Hubiera estado bien que Sara estuviera conmigo para que viera lo que pasó”, declaró.

El debate de la duración de los partidos

Los extenuantes partidos han sido objeto de debate en el tenis durante mucho tiempo. Las largas jornadas en pista y el calendario apretado a lo largo del año han cobrado factura de diferentes maneras, por ejemplo en las rodillas de Rafael Nada o la cadera de Andy Murray y la espalda Roger Federer.

Sin embargo no han surgido propuestas que dejen a todos satisfechos, por lo que siguen vigentes partidos de cinco sets que superan las cuatro horas de juego en la rama varonil y duelos de tres sets femenil que van más allá de las tres horas.