Se estaba llevando a cabo el UFC Stockholm. Apenas íbamos en las preliminares, pero un knockout hizo que valiera la pena todo el evento.

El combate era entre Marcin Held y Damir Hadzovic en el peso ligero, era el primero de la noche en de Suecia. Held inició dominando, con derribes y control a ras de lona. Así mantuvo el ritmo durante dos rounds y todo pintaba que si seguía así, conseguiría una victoria.

Al inicio del tercer asalto le pasó lo peor. Marcin intentó derribar a Damir y ¡bam! Se encontró con la rodilla bosnio que le dio justo en la cara y en el orgullo. Cayó como costal, totalmente fuera de sí y por supuesto, perdió.

Eso sí, Hadzovic nos regaló un knockout bue-ní-si-mo, uno de los mejores este año en la UFC.

Pleca Instagram Sopitas Deportes