Todo comenzó con el pique que tuvieron Valentino Rossi y Marc Márquez en Malasia. Ambos pilotos estuvieron haciendo maniobras espectaculares hasta que se tocaron y el ibérico cayó; ahí comenzó la novela.

Las versiones son muchísimas sobre este evento que ha provocado que el mundo voltee a ver a la Moto GP. Guardando las proporciones, el mundo motor no había tenido una rivalidad tan marcada y una controversia tan grande desde los épicos encuentros entre Ayrton Senna y Alain Prost en la Formula 1.

Autoridades de la competencia pusieron de correctivo para el italiano: tres puntos en su cárnet, lo cual provoca que salga en la última posición, algo que no fue del agrado de todos y, para otros, una infamia. Además, la prensa especializada está sumamente dividida por este acontecimiento y no hay una versión clara de este.

El accidente se hizo tan grande que hasta otros pilotos españoles e italianos se inmiscuyeron. La comunidad de cada país en el deporte ha salido a declarar que apoyarán a sus respectivo compatriota. Andrea Iannone, Danilo Petrucci y Andrea Dovisioso dejaron entre ver que dejarían que “The Doctor” los pasara con tal de verlo campeón y hacer justicia por su castigo.

Del otro lado, Lorenzo se ha quejado de favoritismo hacia Rossi y Marc ha hecho notar el desagrado que le tiene al ahora líder del campeonato. El piloto de Repsol ha declarado entre líneas que no está peleando por ser campeón gracias a ciertos roces con número 46 de Yamaha y ahora ayudará a su paisano a serlo. En pocas palabras parece que es una guerra deportiva entre España e Italia.

La diferencia entre los pilotos del equipo japonés es de siete puntos, por lo que los escenarios son muchísimos. Lorenzo podría terminar hasta en noveno lugar si “The Doctor” no suma puntos, pero si Rossi logra meterse ahí tenemos que comenzar a hacer cuentas. El ganador recibe 25 puntos y si el ibérico logra esto, el mítico 46 tendría que terminar al menos en cuarta posición.

Si el italiano tiró al español, si Márquez está ayudando a Jorge Lorenzo a ganar el campeonato, si Rossi tiene algo contra el actual campeón y mil conspiraciones más salieron tras este incidente. Sin embargo, lo único que tenemos claro es que este sábado en la ciudad de Valencia, se define la novela.