El mexicano Diego Lainez se gana la confianza de su técnico, Quique Setién, día con día gracias a sus dos primera actuaciones con el Real Betis, en las que ingresó de cambio y generó buena impresión.

Por ello, el estratega del Betis le dio la oportunidad a su nuevo refuerzo de jugar por primera ocasión como titular en la liga española en el duelo contra el Athletic de Bilbao, correspondiente a la jornada 21.

El primer partido de Lainez fue ante el Girona, en la jornada 20, en el que disputó nueve minutos. También ingresó de cambio en el partido de media semana contra el Espanyol de Barcelona en la Copa del Rey, en el que participó en la jugada de gol de su equipo, por lo que sólo había disputado 19 minutos con su nuevo club.

El conjunto andaluz visitó la llamada catedral del futbol español, San Mamés, casa del Athletic de Bilbao, donde el experimentado Andrés Guardado se quedó en la banca. Lainez arrancó el juego, en el que el Bilbao se adelantó en el marcador a los 21 minutos gracias al gol de Iker Muniain.

Durante los primeros 45 minutos, Lainez recibió constantes faltas, por lo que se le vio gran parte del juego en el suelo, sin embargo esto también refleja el atrevimiento del joven mexicano, quien pidió el balón una y otra vez, incluso estuvo cerca de marcar su primer gol con un disparo que el arquero vasco atajó.

 

Lainez disputó un total de 75 minutos en San Mamés, pues salió de cambio para cederle su lugar a su compatriota, Andrés Guardado, quien intentó darle más peso al medio campo del Betis, que terminó por firmar la derrota 1-0.