Era cuestión de tiempo y éste al fin llegó. LeBron James y los Lakers se quedaron oficialmente fuera de los Playoffs en la NBA, algo que ya se veía venir desde el mes de febrero, pero que casi estaba descartado en diciembre, cuando los angelinos daban batalla entre los cuatro primeros lugares de la Conferencia del Oeste, incluso con mejores números que los Rockets de James Harden.

Los Lakers perdieron el viernes por la noche su juego contra Brooklyn 106-111 que deja a la franquicia angelina con récord de 31-41 con 10 juegos aún en el calendario. Esto significa que aunque gane sus 10 juegos pendientes sólo le alcanzaría para llegar a 41 triunfos y desde ahora, el mínimo para entrar a los Playoffs en el Oeste son 42.

Esto significa que LeBron James se ausentará de la fase eliminatoria de la NBA por primera vez desde la temporada 2004-05, después de causar terror a sus oponentes en 13 temporadas consecutivas y como consecuencia, James también se ausentará de la final después de disputar seis consecutivas.

En lo grupal, la eliminación representa un fracaso gigante para los Lakers, que vive el peor momento de su historia, pues cumplirá seis años con Playoffs, una racha nunca antes sufrida, por lo que se pondrá en duda la continuidad de Luke Walton como coach.

Walton perdió al equipo especialmente desde el mes de febrero. Desde entonces, los Lakers han jugado 20 partidos, de los cuales 16 han terminado en derrotas y sólo cuatro fueron finales felices.  Su mejor racha a lo largo de la temporada fueron cuatro victorias al hilo.

Getty Images

La afición ya había reclamado a inicios de marzo a un errático LeBron James, quien abusaba del individualismo, por lo que comenzó a corear “We want Kobe” (Queremos a Kobe). ¿Estará arrepentido Kobe Bryant de haber fichado con los Lakers?

Le quedan 10 juegos a los Lakers antes de comenzar las vacaciones, de los cuales seis los jugará en el Staples Center, donde aún le espera el juicio del público.

https://instagram.com/sopitasdeportes