Getty Images

Los Lakers vuelven a la Final de la NBA tras romper sequía en el Oeste

Después de 10 años, los Lakers vuelven a dominar al Oeste, como en los viejos tiempos. La inversión de la franquicia angelina ha rendido frutos, luego de coronarse en la Conferencia del Oeste en la burbuja de Orlando, tras despachar a los Denver Nuggets en sólo cinco juegos, el último de ellos 107-117.

Los años grises han terminado con LeBron James y Anthony Davis, quienes en esta temporada no sólo terminaron con los seis años sin playoffs para los Lakers, sino que tienen a la franquicia como campeona de la Conferencia del Oeste, después de 10 años.

Además este es el título 32 de la franquicia tomando en cuenta aquella época en la que jugaron en Minneapolis y el 25 como franquicia angelina.

Los Lakers vuelven a la Final de la NBA tras romper sequía en el Oeste

Getty images

El triunfo de los Lakers

LeBron James fue el guía del resurgimiento de los Lakers con un triple doble: 38 puntos, 15 rebotes y 10 asistencias. Anthony Davis le siguió la huella con 25 unidades.

Los Nuggets, que echaron abajo la final entre Lakers y Clippers, abandonarán la burbuja de Orlando, después de perderle el paso a los angelinos en el segundo cuarto, en el cual los Lakers se despegaron hasta por 10 puntos.

Pero en el tercer episodio se pusieron las pilas pese al tapón de Davis, de modo que el cuarto episodio arrancó con sólo tres puntos de diferencia 87-84, de modo que el desenlace se puso sabroso.

A diferencia de los Clippers, los Lakers no hicieron confianza. Cabe recordar que los Clippers dejaron ir la final tras perder la ventaja en el cuarto periodo en los últimos juegos, por lo que LeBron James y compañía pusieron un candado en defensa y volvieron a ponerse a 10 de diferencia con seis minutos en el reloj con un triple de Anthony Davis.

Pero los Nuggets son especialistas en poner en aprietos a sus rivales y se volvieron a meter al juego con sólo cuatro puntos, pero de nueva los Lakers apretaron el acelerador con tres triples consecutivos de LeBron James, de modo que la diferencia creció a 12 puntos con poco menos de dos minutos, por lo que el trámite quedó hecho.