Los Angeles Lakers terminaron como el hazme reír de la NBA en la temporada pasada, después de haberse quedado sin playoffs por quinto año consecutivo, pese a la llegada de LeBron James, con quien se suponía que la franquicia angelina tenía pase automático a las finales.

Por ello, los angelinos decidieron abrir una vez más la chequera para traer a Anthony Davis, para que el equipo no se quede desprotegido en caso de que “The King” no pueda estar sobre la duela, como ocurrió la temporada pasada con las lesiones.

Getty Images

La carrera por volver a los playoffs ha arrancado con la toma de fotos oficiales de todos los jugadores y en la primera conferencia de prensa Davis fue el hombre de quien se llevó la atención, incluso la de LeBron James, quien recordó el momento en el que se hizo oficial el traspaso.

“No me acuerdo exactamente de qué estaba haciendo cuando me enteré del traspaso, pero me quedé estático. Estaba muy emocionado. Sé del calibre de Anthony Davis y no sólo desde el punto de vista del baloncesto, sino desde el punto de vista del liderazgo”, comentó el líder de la quinteta angelina a NBA TV.

Días después de hacerse oficial la llegada de Davis, James aclaró que estaba dispuesto a cederle el protagonismo al exjugador de los New Orleans Pelicans.

Getty Images

Nos vamos a complementar muy bien porque no somos egoístas y nos interesan mucho nuestros compañeros”, comentó James, quien en la campaña pasada fue criticado precisamente por su egoísmo en la duela a tal punto que fue abucheado por la afición, que incluso coreó el nombre de Kobe Bryant.

Sin embargo, James comentó que este aspecto quedó superado y prometió un equipo que no volverá a ser el hazme reír. “Me preparé para ser mejor líder, mejor jugador este año. Vamos a competir cada noche”, dijo.