LeBron James se presentó ante su nueva afición en el primer partido de los Lakers en casa, durante la derrota contra los rockers de Houston 115-124, en la que se armaron los trancazos en la parte final del último cuarto y ya hay castigos para los rijosos.

Cuando quedaban poco más de cuatro minutos en el reloj, Rajon Rondo y Chris Paul comenzaron una pelea a la que poco después se unió Brandon Ingram. De acuerdo con Paul, Rondo le escupió, por lo que reaccionó llevando su mano a la cara del jugador de los Lakers.

Rondo contestó con golpes y se armó la trifulca en la que Ingram aportó un puñetazo, pese a que se encontraba alejado de la zona en la que inició el conflicto. Previamente, el propio Ingram había encarado a uno de los árbitros. Los tres elementos fueron expulsados del partido, que en ese momento se encontraba 109-108.

Un día después, ESPN asegura que la NBA decidió sancionar a Ingram con una suspensión de cuatro partidos, mientras que a Rondo le cayeron tres juegos, ambos jugadores de los Lakers. Chris Paul, de los Rockets fue el mejor librado pues sólo se perderá dos partidos.

También un Chili Pepper

Al debut de LeBron James asistieron el cantante y el bajista de los Red Hot Chili Peppers, Anthony Kiedis y Flea, quienes son fanáticos confesos de los Lakers. Tras la pelea, Chris Paul se fue a los vestidores y en el camino pasó por los asientos donde se ubicaban los dos Peppers y Kiedis aprovechó para insultar a Chris Paul, por lo que fue expulsado de las tribunas.

Los Lakers jugarán su tercer partido de la temporada ante los Spurs este lunes y buscarán su primera victoria de la temporada.