Mesut Özil con la mirada perdida - Getty Images

Las caras de la derrota: El Arsenal sumó su tercer descalabro consecutivo