Pese a interés del Celta de Vigo y el Deportivo Alavés, Miguel Layún, siempre no saldrá del Porto, pues el equipo no se reforzará en el mercado invernal, por lo que han decidido congelar a los jugadores que querrían salir y darles una nueva oportunidad de mostrarse con el equipo para reforzarlo.

El Presidente del equipo, Pinto da Costa, tomó la decisión de no reforzar al equipo, por lo que ahora el entrenador Sérgio Conceição tendrá que tomar en cuenta tanto a Layún como a Hernani, quien también buscaba salir.

“Sin opciones para ir a reforzar el plantel en los primeros días de enero, Sérgio (Conceição) llevó al equipo a congelar las ventas de jugadores que habían actuado poco o que parecían en la puerta de salida, como son los casos del mexicano y de Hernani”, según publica el diario Récord de Portugal.

El mismo rotativo también señaló que los 15 minutos que jugó el lateral mexicano contra Paços de Ferreira el 30 de diciembre marcan el comienzo de esta nueva etapa para el mexicano culpable de todo lo que pasa.