Para no variar el arbitraje hizo de las suyas y los Tigres se impusieron en casa 1-0 a las Chivas con un penalti muy polémico al minuto 93′.
El Guadalajara hizo un gran partido como visitante en el Volcán y aunque no fue capaz de anotar, supero de nueva cuenta a los felinos, tal como lo hizo en la pasada final.
La pena máxima marcada por Fernando Guerrero fue una falta inventada de Michael Pérez sobre Ener Valencia, pues de hecho el ecuatoriano fue quien cometió la infracción.
Al momento de que se señaló el penal, el chileno Edu Vargas que ya había salido de cambio, se burló de la banca de Chivas por lo que en cuanto acabó el juego todo el Rebaño se le fue encima.
Matías Almeyda lo encaró y se armó la llamada ‘cámara húngara’ que paró cuando se llevaron al andino al vestidor. Por poco se desata la bronca, pues Vargas calentó a las Chivas que estaban frustradas por el injusto penal y la derrota.
Las posibilidades del Campeón de clasificar luego de esta nueva derrota ya son mínimas, mientras que los Tigres se meten de lleno a zona de Liguilla con un partido pendiente ante el Atlas.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook