Desde que arrancó la pretemporada, los Steelers habían esperado a que Le’Veon Bell reportara con el equipo, pero esto no sucederá. El corredor tenía un plazo específico para firmar un contrato como jugador franquicia y así ser elegible en lo que resta de la temporada, sin embargo el plazo se cumplió, por lo que no lo veremos en los emparrillados sino hasta la siguiente temporada.

El casillero del número 26 había quedado intacto mientras se resolvía la situación contractual, pero al llegar a una resolución, el casillero fue saqueado por sus ahora ex compañeros.

Previo a la pretemporada, Bell buscaba un contrato a largo plazo y al no existir acuerdo, decidió no reportar a la pretemporada. El equipo de Pittsburgh le hizo una nueva propuesta para jugar como jugador franquicia y 14.5 millones de dólares, y tampoco reportó, por lo que no será elegible con los Steelers y será agente libre el siguiente año.

“Quiero confirmar que Le’Veon Bell no firmó su propuesta de jugador franquicia y como resultado, no será elegible para participar en la campaña 2018”, dijo el gerente general de los Steelers, Kevin Colbert.

Ante esa situación sus ex compañeros decidieron abrir su casillero a la brava y encontraron playeras, tenis y hasta un disco. Bud Dupree decidió quedarse con los tenis, pero le avisó a Bell en video: “Te agradezco los tenis, te deseo éxito”.

Ya en un tono más serio, el ala defensivo, Cam Heyward, lamentó haya abandonado al equipo de esa manera, y se dijo decepcionado porque ambos hablaron del tema. “Apesta cuando uno no debe responder por sus propias preguntas. Si no están en el equipo, entonces no me preocupo”, dijo Heyward.

Bell argumentó que no firmaría el contrato como jugador franquicia para cuidar su cuerpo y así estar disponible para la agencia libre.