Las travesuras de Hamilton después de la carrera: Lo que no se vio del Gran Premio de México 2019

El Gran Premio de México ha terminado y da paso a una depresión post GP. Se cumplieron los cinco años del contrato que hizo posible el regreso de la Fórmula 1 a México y como consuelo tenemos el hecho de que se firmó una extensión por tres años más.

Lewis Hamiiltom fue el ganador de la carrera y aunque no se pudo coronar, se quedó a sólo unos pasitos, por lo que es casi un hecho que el británico se coronará la próxima semana en Estados Unidos. Checo Pérez igualó su mejor registro en México al finalizar séptimo tras un carrerón, tomando en cuenta que largó undécimo.

Sin embargo, el Gran Premio no sólo fue la carrera, por ello te tenemos aspectos que tal vez no pudiste apreciar desde las tribunas o en televisión.

La largada desde el Media Centre

Uno de los momentos que siempre atrapa la atención por los múltiples detalles a los que hay que estar atentos es la largada y en el Gran Premio de México esta parte es espectacular después de una recta larga en la que se coquetea con los 350 kilómetros por hora para después entrar a las primeras tres curvas, en las que el espacio es angosto.

Quienes deben prestar más atención en ello son los periodistas, aunque no por ello dejan de tener emociones y así es como se vivió desde el Media Centre.

La premiación desde la pista

Lewis Hamilton se adueñó de la fiesta en el podio. Lanzó cuanto champagne pudo, tanto al resto del podio como al público en pista, además Marioachi perdió el sombrero, ya que el volante británico lo tomó prestado, aunque ya no lo regresó, pues el sombrero terminó entre el público.

En los dos años anteriores, Hamilton ganó el título, pero no festejó tanto como este año.

La fiesta de la F1esta

Una vez finalizada la carrera y la ceremonia de premiación no se cerró el telón, de hecho fue el inicio de la fiesta fuera de la pista. El podio se convirtió en un escenario en el que el protagonista fue Tijs Michiel Verwest, mejor conocido como DJ Tiësto.

Este aspecto ya se ha convertido en una tradición en el Gran Premio de México y una de las claves para que el evento sea reconocido como el mejor evento de la Federación Internacional de Automovilismo en los cuatro años anteriores.

No es tan rápido fuera de la pista

Al parecer los festejos estuvieron muy buenos, por lo que Lewis Hamilton llegó tarde a la conferencia de prensa después de la carrera, por lo que ésta tuvo que comenzar sin el británico y con el respectivo espacio entre Sebastian Vettel y el Valtteri Bottas en la mesa.

Después de casi cinco minutos el británico apareció, tomó su lugar y se dispuso a responder las preguntas, aunque en la conferencia perdió el protagonismo con Bottas, quien al momento de ser cuestionado sobre el choque en la sesión de calificación el sábado culpó al tequila que tomó antes.

 

El pasillo del Paddock

De aquí no saldrá Doña Florinda, ni la Bruja del 71 porque este no es un pasillo en honor al Chavo del 8, sino a la cultura mexicana. Para esta edición del Gran Premio de México, los organizadores rindieron tributo a la celebración oaxaqueña de la Guelaguetza, por lo que le dieron vida a este pasillo como si fuera una de las típicas calles oaxaqueñas.