Ferrari ha movido el suelo en Mercedes, después de las declaraciones de Mattia Binotto, director de la escudería del caballo rampante, quien aceptó interés por Lewis Hamilton, quien termina contrato el próximo año.

En la escudería alemana se han dejado querer. Toto Wolff, director ejecutivo del equipo teutón, más allá de hacer drama, le abrió las puertas al volante británico para el próximo año.

“Creo que este es un mundo libre y reconozco que todos necesitan explorar las opciones de carrera y tomar la mejor decisión por sí mismos. Pilotos y todos los demás incluidos. No tengo ningún problema”, comentó el directivo de la escudería.

Getty Images

Hamilton también se dejó querer y aseguró que después de 13 años esta es la primera vez que suena su nombre para la escudería italiana, la cual ha quedado a la sombra de los dos pilotos de Mercedes en los últimos años.

“Creo que ese es el primer cumplido que he recibido de Ferrari en estos 13 años. Sinceramente, no recuerdo que me hayan mencionado nunca, así que gracias, en realidad no significa nada, todo es hablar, pero sí, es bueno que finalmente les haya llevado todos estos años reconocerlo, estoy agradecido”, indicó el británico.

Getty Images

Esta serie de declaraciones se ha interpretado como un claro mensaje de descontento de la escudería italiana con el trabajo de sus volantes, sobre todo con Sebastian Vettel, quien también termina contrato con Ferrari el próximo año y ha protagonizado una rivalidad cuestionable con Charles Leclerc.

Asimismo se especula que para el 2021 Mercedes vaya por el actual piloto de Red Bull, el holandés Max Verstappen, quien esta temporada se ha posicionado arriba de los pilotos de Ferrari en el campeonato por pilotos, en gran parte beneficiado por la guerra entre Vettel y Leclerc a lo largo de la temporada.