Mateo Messi cobró fama desde que su padre Lionel reveló que festejaba los goles del Real Madrid y otros varios rivales del Barcelona para llevarle la contraria a su hermano Thiago.

Pero a pesar de hacer enojar a su hermano mayor, Mateo es aficionado del Barcelona como el resto de su familia, incluso fue captado celebrando una jugada como si hubiera sido un gol culé, aunque en realidad el balón había pegado en la red por la parte externa, además de que ha dejado claro que ha heredado la magia de su padre con el balón.

 

Lionel Messi explicó que su hijo ha cobrado tanta fama que han decidido darle un receso a su exposición mediática, pues se les está saliendo de control.

“Sí, lo sé (estoy creando un mosntruo). Lo estamos cortando un poco porque se nos está yendo de las manos. La gente por ahí se ríe cuando yo cuento o hago saber de cosas. Por ahí se cruzan o están cinco minutos, lo conocen o lo tratan cinco minutos, y dicen realmente es así lo que dices, no mientes en nada”, comentó el jugador del Barcelona.

Asimismo, Leo indicó que su hijo mayor, Thiago, se desarrolla bien en la escuela, donde poco a poco sus compañeros se dan cuenta de la magnitud de lo que hace su padre en el futbol.

“Son amigos por la amistad real. Ahora, de grandes, recién se están enterando quién es el papá de Thiago o lo que hace. Pero en ese sentido estoy muy tranquilo porque sé que los amigos de Thiago son realmente porque lo sienten. Sobre todo porque creo Thiago es muy inteligente y a pesar de la edad que tiene también sabe diferenciar esas cosas”, comentó en una entrevista.