El trofeo de la Champions League llegó a su nueva casa. Los jugadores del Liverpool arribaron a la ciudad británica por la mañana del domingo, luego de pasar la noche en Madrid, donde venció en la Final al Tottenham 2-0.

Durante las primeras horas del domingo, los jugadores, cuerpo técnico y demás comitiva Red tomaron el vuelo de regreso a la capital del Merseyside, donde miles de aficionados esperaban a los héroes que conquistaron la sexta orejona en la historia del club de Anfield.

 

Fue un día perfecto para celebrar, pues aunque el cielo estaba nublado, no hubo necesidad de utilizar chamarras, como lo mostraron los jugadores, quienes pasearon en la parte alta de un camión sin techo en el que presumieron el trofeo de la Champions, que convierte al Liverpool en el tercer equipo con más títulos en esta competencia, sólo superado por las 13 que tiene el Real Madrid y las siete del Milán.

Más abajo se encuentran Bayern Munich y Barcelona, con cinco coronas cada uno.

Uno de los hombres más buscados por los aficionados del Liverpool fue el técnico Jurgen Klopp (el original, no su doble) y éste dio rienda suelta a su carisma haciendo referencia a los seis títulos del club.

 

Para el alemán, el triunfo sobre los Spurs significó el final de una racha que se había extendido a seis finales perdidas.

Después de los festejos, el club romperá filas y sus jugadores internacionales reportarán con sus respectivas selecciones, mientras que el resto quedará libre para iniciar vacaciones.

 

Getty Images

Getty Images

Getty Images

Getty Images

Getty Images

Getty Images

http://instagram.com/sopitasdeportes