Los LA Clippers podrán haber derrotado al Utah Jazzz en el último duelo de temporada regular entre ambos equipos y haber asegurado su lugar en los playoffs. Quizás DeAndre Jordan superó a Rudy Gobbert y Jamal Crawford hizo lucir muy mal a la defensa del Jazz, pero no todo son buenas noticias para los angelinos. Los Clippers se han caracterizado por perder en los playoffs de formas increíbles y aunque anoche aplastaron Utah, si pierden contra ellos en la primera ronda de la postemporada no será una sorpresa.

El quinteto inicial de los Clippers es uno de los mejores de la liga. Chris Paul es un base top en le NBA, JJ Redick es un sólido escolta, Luc Mbah a Moute ha sido una de las revelaciones de la temporada, Blake Griffin es una super estrella de la liga y DeAndre Jordan es uno de los mejores hombres grandes en la NBA. Por si fuera poco, Jamal Crawford es candidato a ser el sexto hombre del año y Austin Rivers y Marreese Speights le dan profundidad a la banca angelina.

clippers-jazz

Getty Images

Apriori los Clippers tienen una plantilla que debe poderle competir a cualquier otro equipo en la NBA pero eso ha sido totalmente falso en los últimos años… al menos cuando llegan los playoffs. Chris Paul llegó al equipo en el 2011, tras el famoso canje bloqueado a los Lakers. Cuando CP3  llegó al Staples Center los Clippers ya contaban con Jordan y Griffin pero aún así los angelinos aún no han llegado a una final de conferencia .

En el primer año de Paul con los angelinos, el equipo derrotó a Memphis en siete juegos en la primera ronda de los playoffs sólo para ser barrido por los Spurs en la segunda ronda.  Al año siguiente los Grizzlies tomaron venganza y echaron a los Clippers en la primera ronda. En la 2013-2014 los angelinos derrotaron a los Warriors y luego perdieron frente al Thunder. Un año después se impusieron a los Spurs y luego perdieron de manera sorpresiva con los Rockets, pese a ir ganando la serie 3-1. La temporada pasada cayeron ante los Trail Blazers en primera ronda.

A pesar de la gran plantilla que tienen los Clippers, el equipo siempre fracasa. Hace unos años los más positivos fans de los angelinos creían que era cuestión de tiempo para que con esos jugadores su equipo obtuviera un título, pero ya estamos en el último año de contrato de Chris Paul y Blake Griffin y si los angelinos no ganan el título esta temporada, parece que nunca lo harán. Tanto Griffin como Paul han mostrado sus inquietudes con la franquicia. Algunos rumores apuntan a que el vestidor de los Clippers está roto por la relación que hay entre Doc Rivers, entrenador del equipo y Austin Rivers, reserva del equipo e hijo del estratega.

Griffin y Paul podrían permanecer en el equipo si así lo desean pues les queda un año de contrato a opción del jugador. Sin embargo ambos basquetbolistas tendrían ofertas de muy interesantes de otros lados. Se ha dicho que Blake Griffin podría ser del interés de los Boston Celtics y hasta de sus vecinos los LA Lakers. Ambos equipos ofrecen un proyecto muy interesante para la Maravilla de Oklahoma, la hipotética adición de Griffin al plantel de los Celtics en automático pondría a Boston por encima de Cleveland como el equipo a vencer en el Este, mientras que con los Lakers, Griffin sería la super estrella de un equipo muy joven pero que pinta muy bien para dentro de unos años.

Chris Paul tiene 31 años y si un equipo le ofrece una posibilidad real de pelear por el anillo no podrá decir que no. Blake Griffin tiene 28 y está justo en el último punto de su carrera en que un equipo aún le pagaría sueldo de super estrella. DeAndre Jordan aún tiene dos años de contrato pero si Paul y Griffin se van, no sería una sorpresa que los angelinos canjeen al centro y comiencen una reestructuración en el equipo. Todos estos son escenarios hipotéticos pues si los Clippers ganan el campeonato  seguramente Griffin y Paul renovarán y entonces tendrán la oportunidad de luchar por más títulos en los próximos años. Es por eso que ganar el título este año no sólo representa un campeonato para los Clippers, sino renovar a sus estrellas, evitar que se desmorone  su proyecto y vuelvan a ser “el otro equipo de Los Angeles”.

Pleca Instagram Sopitas Deportes