Real Madrid le buscó acomodo al hijo de Zidane, pero nadie lo quiso

Pese a que renunció después de ganar la tercera Champions League, Zinedine Zidane no se fue por completo del Real Madrid, pues dejó en el club a su hijo, el portero Luca, quien disputó un par de juegos cuando su padre era el estratega.

La llegada de Thibaut Courtois, además de que el tico Keylor Navas decidió quedarse, orillaron a que Kiko Casilla se convirtiera en el tercer portero, por lo que la directiva del club blanco comenzó a buscarle lugar en otro equipo, sin embargo, el problema fue que no llegó ninguna oferta, de acuerdo a la Cadena SER de España y que retoma Mundo Deportivo.

Getty Images

Ante esta situación, el portero fuer relegado al Madrid Castilla, con la finalidad de que el arquero tuviera regularidad como titular del equipo filial y así atraer alguna oferta para el invierno, sin embargo, el único que se marchó fue Casilla, quien formó con el Leeds United de Marcelo Bielsa y de esta manera, Luca volvió a ser el tercer portero del primer equipo, aunque sin opciones de jugar ante la presencia de Courtois y Navas.

Luca no dejó buena impresión cuando le tocó jugar con el primer equipo, pues en cometió errores que terminaron en gol y es recodado por voltearse ante el PSG en un partido de la Youth League.

El club merengue ya no podrá obtener ingresos por un traspaso, ya que su contrato finaliza en el verano de este año y como no ha renovado, quedará como agente libre, de acuerdo a datos de transfermark.