Lucas Moura ha sufrido varios rechazos en su vida como futbolista. El brasileño formaba parte de la lista de refuerzos del Real Madrid en 2012, cuando José Mourinho dirigía, sin embargo, su fichaje se vino abajo y el entonces jugador del Sao Paulo tuvo que conformarse con el PSG.

Seis años y 46 goles después, el sudamericano tuvo que hacer las maletas para buscar un nuevo destino porque no había lugar para dos brasileños en el ataque y mucho menos si el otro se llamaba Neymar, así que buscó un nuevo lugar y lo encontró como suplente en el Tottenham.

En su primera temporada solo marcó un gol, pero en la segunda se ha destapado con 15, tres de ellos en el momento más importante, en el segundo tiempo de la vuelta de las semifinales de la Champions League en la casa del Ajax.

Su hat-trick lo ha convertido en el jugador preferido de la afición del Tottenham, que por primera vez jugará una Final de Champions. El tercer tanto, a los 96 minutos, quedará enmarcado en la historia de su actual club y en la memoria de muchos brasileños, quienes escucharon la eufórica narración.

Después de finalizar el partido, Moura atendió a los medios en zona mixta y uno de los reporteros le compartió la narración en portugués y el delantero soltó a llorar.

“Las últimas fuerzas”, dice el narrador, “ahora el cuerpo no responde al cerebro, pero el corazón sí, llega al área Lucas ¡Goooooooooooool! ¡Lucas con el corazón, él no escucha al cerebro, su pie escucha al corazón, sólo al corazón. Finalista histórico, es por ti, Lucas!”.

 

El jugador se quitó los audífonos y compartió su emoción mientras intentaba secarse las lágrimas. Es difícil hablar, soñé mucho con este momento, desde niño era un sueño para mí jugar la Champions League, ahora tengo la oportunidad de jugar la final”, comentó.

Tottenham jugará el 1 de junio contra el Liverpool el duelo por el título de la Champions, en el Wanda Metropolitano.

http://instagram.com/sopitasdeportes