Barcelona es intratable en el Camp Nou. Pese al mal arranque en el torneo de liga, el conjunto catalán fue un monstruo en casa y las dudas las sembró fuera de casa. Ahora que ha tomado más ritmo, el cuadro blaugrana da la impresión de pasar por su mejor momento en la temporada y el Sevilla lo comprobó en la derrota 4-0 con golazos de Luis Suárez y Lionel Messi.

El mexicano

Javier “Chicharito” Hernández, quien tiene historial ante los catalanes, formó parte de la convocatoria, pero arrancó el partido en la banca e ingresó a los 64 minutos, cuando el partido ya estaba 3-0 en contra del Sevilla. El tapatío, quien suele jugar siempre en el área, jugó esta vez fuera de ella, como si fuera más un extremo por el costado derecho.

Getty Images

El conjunto andaluz puso quieto al Barcelona durante más de 20 minutos, pero le permitió tocar el balón y eso ante el Barça es un pecado y al 26’ ya estaba abajo en el marcador gracias a un golazo de chilena de Luis Suárez.

El uruguayo apareció a los 26 minutos con un centro de Semedo desde el costado izquierdo y el uruguayo, que tiene un olfato de matador, resolvió con una espectacular chilena, con la que abrió el camino para el Barça.

Cinco minutos más tarde, Arturo Vidal aumentó la ventaja tras anticiparse al portero en un centro a media altura de Arthur. El chileno se barrió y punteó el balón para firmar el 2-0.

 

Al 35’, llegó el tercer tanto de los catalanes, obra del criticado francés Dembélé, quien explotó su velocidad para hacer una revolución en el área y firmar el 3-0.

Para el segundo tiempo el partido ya estaba sentenciado, el Barcelona manejó los hilos en el Camp Nou, pero aún así el Sevilla encontró opciones y mereció descontar en el marcador, más con la llegada de “Chicharito”, quien inyectó intensidad.
Pero en el mejor momento del Sevilla llegó el cuarto del Barcelona, obra de Lionel Messi. El argentino marcó su primer gol en el torneo con un tiro libre, una de sus especialidades favoritas, después de errar dos intentos previos. Esta vez el balón superó la barrera y cayó justo en el momento para que el portero, que tal vez reaccionó tarde, quedara sin opciones a los 77 minutos.

Barcelona se quedó con nueve hombres por una doble expulsión a los 87 minutos. El primero fue el debutante Ronald Araujo por frenar a Chicharito siendo el último defensa, mientras que Dembélé le dedicó unas linduras al árbitro y éste le sacó la roja directa, por lo que se podría perder el clásico contra el Real Madrid.