Romelu Lukaku demostró que es un crack dentro y fuera de las canchas, pues ahora tuvo un gran detalle con una persona mayor.

El delantero del Everton se encontraba calentando previo al partido de su equipo contra el Southampton, cuando le pegó un balonazo a una mujer, al percatarse de eso, el belga saltó las vallas publicitarias y subió hasta las gradas para pedir una disculpa.

La señora respondió con un abrazo, y las personas ahí le dieron una ovación al jugador.

Para cerrar con broche de oro, Lukaku anotó dos goles que sirvieron para la victoria de su equipo.

https://www.youtube.com/watch?v=RE_rFtM0UmM

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook