Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se perfilan como algo imposible para la marchista mexicana Lupita González, pues su actual abogado, el colombiano Andrés Charria, aceptó que han perdido credibilidad ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo por el caso del doping por trembolona.

González recibió una suspensión por cuatro años por la presencia de un nanogramo de trembolona en su organismo. La sustancia suele ser usada los fisicoculturistas y se ha comprobado que mejora el desempeño físico, por lo que ha sido catalogada como una sustancia prohibida en los deportes olímpicos.

Hasta el momento dos equipos de abogados han trabajado con la mexiquense, el primero fue liderado por Luis Fernando Jiménez, quien argumentó en audiencia que la atleta ingirió sin querer la sustancia mediante ingesta de tacos con carne contaminada por esta sustancia.

Incluso presentó facturas (sí, facturas) de los cinco tacos que habría comido la atleta en el puesto callejero llamado “Las Güeras”, en el municipio de Isidro Fabela, en el Estado de México, donde habría consumido de pastor, bistec, longaniza, chorizo e hígado.

La Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo aseguró que la cantidad de trembolona no corresponde a la ingesta. Es decir, por esa cantidad de tacos, tendría más de un nanogramo. Después Lupita cambió de defensa, aunque Jiménez indicó que ella no decidió acudir a otro abogado, sino que éste le fue impuesto por una persona, de quien no reveló el nombre. 

De acuerdo con Charria, el porcentaje de que González tenga éxito en la siguiente audiencia es sólo del cinco por ciento, declaró a la revista Proceso, que reveló contradicciones entre los abogados.

Mexsport

Charria explicó que mantendrán el argumento de la ingesta no intencional, sin embargo, aún trabajan en descubrir cómo llegó la trembolona a su organismo.

La primera teoría sigue siendo la de los tacos, aunque Charria indicó que en “Las Güeras” no venden tacos de hígado y que las facturas que presentó la anterior defensa fueron fabricadas.

La segunda teoría es que la trembolona se encontraba en los suplementos alimenticios que consume la marchista, sin embargo el anterior abogado indicó que Lupita negó que ingiriera suplementos.

Mexsport

La tercera teoría y la más débil es que hubo irregularidades en la recolección de muestras el 17 de octubre, pues según González, fue otra persona la que recolectó las muestras, respecto a otras prácticas y que perdió de vista su muestra durante 14 segundos. Esta línea de investigación fue descartada por Jiménez y aún analizada por Charria.

Ante toda esta colección de mentiras y contradicciones, se puede esperar que el TAS mantenga la suspensión de cuatro años y la mexiquense no pueda defender la plata lograda en Río de Janeiro 2016.

http://instagram.com/sopitasdeportes