Lupita González, la marchista mexiquense que obtuvo la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, considera la opción del retiro en caso de que el TAS la encuentre culpable en el caso de doping el próximo 31 de marzo.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo será el que emita el juicio final en este caso, después de que la mexicana haya apelado la sanción de cuatro años de la Federación Internacional de Atletismo.

En caso de ser considerada culpable, González tendrá que mantenerse fuera de competencia a lo largo de los siguientes tres años, lo cual ha hecho que Lupita considere la opción del retiro.

Mexsport

“Si se queda el castigo como tal son tres años, definitivamente no tendría como mucho sentido si no tengo una competencia. No lo he pensado bien, pero posiblemente sí pueda decir adiós en ese momento. Posiblemente, no sé, igual y cambia mañana mi pensamiento. Siento que (continuar) no tiene mucho sentido”, declaró a ESPN.

Lupita arrojó positivo por trembolona, una sustancia que suele ser utilizada para mejorar el rendimiento físico, sin embargo, la atleta mexicana asegura que la sustancia se encontró en su cuerpo tras el consumo de carne contaminada.

Las cosas empeoraron tras su primera defensa, en la cual se utilizaron facturas de un puesto de tacos, las cuales fueron fabricadas (un puesto callejero común de tacos no da facturas), por lo que cambió a su equipo de abogados.

Getty Images

Última esperanza

El TAS ha pospuesto el veredicto en el caso de Lupita, sin embargo el juicio definitivo se dará el próximo 31 de marzo y en caso de que sea exonerada, buscará el pase a los Juegos Olímpicos de Tokio, aunque la mexiquense se dijo consciente que esto sería un reto mayúsculo, pues no ha competido desde el 2018.

“En dado caso que se me retire (la suspensión), espero poder con el tiempo que quede al clasificatorio estar bien y que el cuerpo me responda”, indicó.