Iniciaba el mes de diciembre cuando se dio a conocer el sorpresivo caso por dopaje de la medallista olímpica mexicana, Lupita González, por haber consumido trembolona, una sustancia que es común entre los que practican fisicoculturismo para incrementar el tamaño de los músculos, pero que también suele se inyectado en animales como el clembuterol.

Pese a que la mexicana argumenta que la sustancia se presentó en su organismo por una posible ingesta de carne contaminada, recibió una suspensión provisional por parte de la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo, que tiene su sede en Mónaco.

Ha pasado casi un mes desde que se dio a conocer el caso y de acuerdo con Antonio Lozano, presidente de la Federación Mexicana de Atletismo, la próxima semana la mexiquense podría recibir buenas noticias, una vez que la Federación Internacional reanude actividades después del receso por fin de año, pues antes rindió declaraciones ante la Comisión de Integridad de la federación internacional, que será la encargada de dar el veredicto.

“Presumo que Mónaco (sede de la federación) entrará en operación el lunes próximo y, a partir de ese momento, la Comisión de Integridad nos dará su fallo último. Una vez que tengamos ese fallo, esperemos que sea favorable a Lupita”, declaró, de acuerdo con Marca.

Getty Images

Lozano externó su deseo para que las declaraciones de González hayan sido suficientes para ser exonerada, sin embargo, en caso de ser encontrada culpable, la mexicana podría tomar acciones ante otras instancias.

“Lupita se tendrá que asesorar en los ámbitos correspondientes si es que quiere ejercer derechos de materia legal, pero esperemos no llegar a eso”, dijo Lozano.

Getty Images

González ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y se colgó el oro en el Mundial de Atletismo en 2018.