Getty Images

Ocho equipos ingleses se oponen a la apelación del City a la UEFA

En cuanto UEFA hizo oficial la sanción al Manchester City por violar el Fair Play Finaciero, el equipo inglés anunció que respondería con una apelación para así no perderse la Champions o Eurppa League por los próximos dos años, como indicó la UEFA en su sanción.

Ha pasado más de un mes desde que se dio a conocer la sanción y los Sky Blues ha encontrado más enemigos en “casa”, pues casi la mitad de los equipos de la Premier League se oponen a la apelación del City. En otro orden de ideas, quieren que los Citizens paguen.

La lista de equipos que se oponen al City son al menos cinco pesos pesados: Liverpool, Chelsea, Manchester United, Arsenal y Tottenham. A ellos se suman los no menos importantes Wolverhampton, Leicester y Burnely.

 

Los ocho equipos tienen en común que se encuentran entre los 10 primeros clasificados en la tabla general de la actual temporada, la cual fue suspendida por la emergencia del coronavirus.

De acuerdo con Marca, los ocho equipos enviaron una carta de manera individual a un bufete de abogados para que éste haga llegar al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS por sus siglas en inglés) y así manifestar su descontento ante una apelación de un rival directo por los puestos europeos de la siguiente campaña.

Pese a ello, el TAS manifestó que hasta el 17 de marzo no había recibido ninguna apelación por parte del Manchester City, aunque eso no fue suficiente para calmar la molestia.

“La sensación es que ya es suficiente. Durante demasiado tiempo, el City ha podido salirse con la suya al violar las reglas a expensas de, al menos, otro club que sí ha cumplido y no ha podido jugar la Champions. El temor es que serán capaces de retrasar cualquier castigo y, si ganan la apelación, saldrán libres, lo cual sería indignante”, cita Daily Mail a una de las fuentes cercanas al caso.

Getty Images

City dejó aplazada la Vuelta de los Octavos de Final de la Champions, tras la suspensión del torneo por el coronavirus, luego de darle la vuelta 2-1 al Real Madrid en el Santiago Bernabéu, donde además los blancos perdieron a Sergio Ramos por expulsión.