La buena: Diego Armando Maradona ya recibió el alta médica. La mala: tendrá que entrar al quirófano la próxima semana. Después de darse a conocer que el timonel de Dorados había sido internado al serle detectado un sangrado estomacal, el Campeón del Mundo regresó a casa.

El timonel del conjunto de la Liga MX se sometió a estudios médicos después de firmar la renovación de su contrato con el conjunto sinaloense. Los estudios forman parte de las exigencias de la misma liga y aplica para todos los estrategas del futbol mexicano.

En dichos estudios se detectó un sangrado que no compromete el estado de salud del argentino debido a que fue detectado a tiempo y horas después recibió el alta médica. Maradona salió de la clínica por su propio pie.

Maradona cuenta con dos bypass gástricos desde años anteriores, por lo que en el chequeo médico se le practicó una endoscopía, en la que se detectó el sangrado, de acuerdo con Univision.

El Diez deberá regresar a la clínica en los próximos días para ser operado y corregir la lesión gástrica, por lo que Dorados ya ha nombrado al auxiliar José María Martínez como el responsable de la banca del equipo sinaloense para el partido del sábado contra Celaya y para el de Copa contra Zacatepec en la Copa MX, el próximo miércoles.

Diego se mantuvo durante los estudios con tres de sus hijos, entre ellas Giannina, quien fue pareja de Sergio Agüero.

En la segunda jornada, Dorados visitará a Bravos de Juárez y la presencia de Maradona aún es una incógnita.