Mario Balotelli fue el protagonista del entrenamiento del Brescia después de que el delantero italiano fuera expulsado de la práctica por el técnico Fabio Grosso, por lo que podría causar baja para el partido contra la Roma del próximo domingo.

De acuerdo con información de Mundo Deportivo, el estratega se molestó con su jugador debido a una actitud de apatía durante el entrenamiento. “¡Vete, Mario, vete!”, le habría dicho el estratega al jugador y éste no tuvo otra más que obedecer mientras continuaba la práctica, según Corriere dello Sport.

Balotelli se fue directo a los vestidores, donde se duchó y después salió de las instalaciones en su auto, cuando el resto de sus compañeros se mantenía en la cancha de entrenamiento.

Getty Images

“Balotelli fue sustituido por Grosso durante el ensayo táctico del partido y regresó al vestuario prematuramente”, explicó el club sin dar más detalles.

Echan para atrás suspensión al Hellas Verona

A inicios del mes, Bolotelli fue el objetivo de expresiones racistas en el juego contra el Hellas Verona, por lo que el delantero tomó el balón con las manos y la mandó a las tribunas, después amenazó con dejar el terreno de juego.

En un principio, la Federación Italiana de Futbol actuó con castigos al Hellas Verona, uno de ellos era cerrar la zona de la grada conocida como Poltrone, donde se ubican los ultras que agredieron a Balotelli imitando sonidos de mono.

Sin embargo, la sanción se vino abajo porque el Hellas Verona presentó una apelación, por lo que para el partido contra la Fiorentina, la zona se abrirá de manera normal a la espera de realizar una mejor investigación sobre el caso.